Motos eléctricas en Valencia

motos electricas valencia

Las motos eléctricas en Valencia no son el futuro, son el presente de la movilidad de cada vez más usuarios. Hay muchos motivos para ello que van desde el ahorro en combustible que ofrecen hasta las ideales condiciones que tiene la ciudad de Valencia para disfrutar de motos alimentadas con un motor eléctrico.

Todo esto y mucho más es lo que hay que tener en cuenta para valorar el estado de las motos eléctricas en la capital del Turia.

¿Cuál es el número de motos eléctricas en Valencia?

Puede parecer una cifra baja si no se toma de forma adecuada, y es que, en Valencia, en torno al 1 % de las motos de la ciudad se alimentan con energía eléctrica. Como decimos, no parece mucho, pero lo cierto es que lo importante es comprender de dónde viene la localidad.

Esta cifra, que viene acreditada por el informe de UNESPA Los vehículos de dos ruedas por tipos de motor, se ha multiplicado en los últimos años de una forma creciente.

Esto quiere decir que Valencia se va a ir acercando a aquellas localidades en las que la moto eléctrica es ya un vehículo muy presente como sucede en los casos de Madrid y Barcelona.

Es más, a estas ciudades llegaron mucho antes las empresas de motosharing. Este es un servicio que ofrece alquiler de motos eléctricas por horas y que ha acercado estos vehículos a un enorme número de usuarios. Estos han podido probar las ventajas de la conducción eléctrica en scooters y otros modelos similares, por lo que han comprobado de primera mano sus beneficios.

Así, una vez que estas empresas han desembarcado en Valencia, algo que ha sucedido no hace tanto, la expansión de las motos alimentadas con electricidad es algo que parece una apuesta más que segura en todos los casos. 

Es cierto que las motos eléctricas en Valencia todavía son una inversión importante para muchos usuarios que quieren hacerse con ellas en propiedad. Sin embargo, esto también sucede con cualquier otro tipo de vehículo que, en muchos casos, no tiene el enorme número de ventajas que esta forma de desplazarse sí que presenta.

Las motos eléctricas en Valencia: una mejora en el tráfico

Uno de los aspectos que más ha convencido a muchos usuarios es el estado del tráfico en Valencia. No es que este sea exageradamente caótico, pero, como cualquier otra gran ciudad, los atascos y las retenciones son algo cotidiano para muchos conductores.

Las motos eléctricas en Valencia se suelen presentar como vehículos de muy pequeñas dimensiones, ya que están pensadas especialmente para moverse por el entorno urbano en trayectos en los que no hay que pisar autovía, aunque hay modelos que pueden salir a estas sin el menor problema.

Scooter Rena R eléctrica

Este es uno de los motivos que hacen que muchos de los que las han probado no quieran separarse de ellas. Por ejemplo, al encontrar un atasco, una moto eléctrica es capaz de moverse de forma mucho más rápida que otros vehículos mayores.

Esto es algo que ofrece cualquier moto de toda la vida, pero la eléctrica tiene otra ventaja. En atasco, un motor de combustión gasta mucho más combustible por la cantidad de veces que hay que parar y arrancar. Aquí es donde el ahorro que ofrece un motor eléctrico se hace tremendamente evidente y es algo a lo que pocos están dispuestos a renunciar.

Hay otro aspecto que resulta igual de importante: el aparcamiento.

En zonas como el centro de la ciudad, que un coche encuentre un hueco libre fuera de los aparcamientos de pago es algo que se encuentra dentro del orden de lo casi milagroso. Sin embargo, es lo normal para una moto. Estos vehículos, además de tener zonas reservadas para ellos, caben en casi cualquier parte, lo que hace tremendamente fácil encontrar ese sitio en el que poder dejar la moto eléctrica.

Motos eléctricas en Valencia para ahorrar en la conducción 

Ya hemos apuntado en varias ocasiones que con las motos eléctricas en Valencia se ahorra. Pero, ¿cuánto? Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de valorar su compra o ese alquiler por horas que siempre va a terminar siendo más beneficioso que pasar por el surtidor de cualquier gasolinera.

Vamos a las cifras. Para recorrer 100 km, una moto eléctrica suele necesitar energía por un valor de unos 0,5 euros aproximadamente. De media, un conductor de moto en España hace al año unos 5200 km, por lo que hay que tomar este dato como referencia tanto para los vehículos eléctricos como para los que no lo son.

Es fácil advertir que la moto eléctrica terminará gastando al año unos 26 euros en energía para poder recorrer esos 5200 km que hemos puesto como distancia media recorrida. 

En el caso de una moto alimentada con gasolina en la misma situación, el coste se dispara mucho más. De media, un vehículo que consuma unos 2,5 litros cada 100 km necesitará de unos 4 euros de combustibles si tomamos como precio de referencia que el litro de gasolina esté a tan solo 1,6 euros. Entonces, para hacer los 5200 km que hemos dicho, la inversión para repostar superará los 200 euros.

No hay que hacer demasiados cálculos para ver la diferencia que hay entre los 26 euros que gasta la moto eléctrica al año y los 200 de la que tiene un motor de combustible convencional. 

Así, queda bastante claro lo que se puede llegar a ahorrar apostando por este tipo de motos.

Valencia, una ciudad hecha para las motos eléctricas

Si dejamos de lado el aspecto de las ventajas que ofrecen las motos eléctricas en Valencia, hay otros detalles muy importantes que apuntan a lo beneficioso que es elegir este vehículo en la ciudad.

Valencia es una ciudad que parece estar hecha para recorrerla en moto. Cuenta con una orografía con muy pocas pendientes, por lo que incluso los motores menos potentes no tienen ningún problema en afrontar sus cuestas llevando cargas pesadas.

Además, no hay que perder de vista el clima. Aunque se usen, las motos en ciudades con mucho frío, lluvia e incluso nieve no terminan de ser del todo ideales, ya que habrá momentos en los que o no puedan usarse o hacerlo resulte tremendamente incómodo.

El clima mediterráneo de Valencia crea la situación contraria. Inviernos suaves, precipitaciones no demasiado abundantes y la casi imposibilidad de encontrar nieve o heladas, al menos en el entorno urbano, son ingredientes que animan a coger la moto todos los días del año.

También hay que tener en cuenta que las autoridades municipales han hecho un esfuerzo en los últimos años por crear espacios más agradables para las motos. Así, el centro y otras zonas congestionadas disponen de aparcamientos especiales y para los modelos eléctricos hay cargadores en muchos puntos con los que se pueden alimentar las baterías de las motos.

Todo esto hace que circular con una moto eléctrica en la ciudad de Valencia sea tremendamente cómodo y aconsejable.

¿Dónde se pueden recargar las motos eléctricas en Valencia? 

La red de cargadores para motos eléctricas en Valencia ha crecido enormemente. Actualmente, se pueden encontrar más de 1100 enchufes repartidos en un total de 428 localizaciones.

Los más comunes son los Type 2, ya que son los que usan la mayoría de las marcas que construyen motos eléctricas. Eso sí, la ciudad también cuenta con postes de carga con tecnologías como la Schuko o la CCS2. Esto quiere decir que no habrá ni un usuario que tenga problemas para encontrar justo el cargador que use su moto para poder realizar una recarga cómoda en cualquier lugar.

En cuanto a los espacios por los que se repartes estos lugares de recarga, lo cierto es que se han distribuido bien, pero dando especial importancia a lugares céntricos. Las grandes avenidas aledañas al centro histórico son las que muestran una mayor presencia de postes de carga.

El motivo de ello es evidente. Es el centro, más congestionado por el trágico y contaminado, donde se pretende aplicar de forma más intensiva una buena estrategia de movilidad verde. En ella, las motos eléctricas en Valencia se presentan como vehículos clave que permitirán reducir los niveles de contaminación ambiental e incluso acústica, ya que sus motores no crean ningún tipo de ruido mientras circulan por las viejas y estrechas calles del centro histórico.

Proteger el medioambiente con las motos eléctricas en Valencia

Después de todo lo visto, conducir las motos eléctricas en Valencia puede convertirse fácilmente en la forma más inteligente de conseguir un buen ahorro. Como señalamos antes, alimentar las baterías de estos vehículos es mucho más económico que llenar los depósitos de gasolina.

Ahora bien, el ahorro no solo debe verse a nivel económico. Las motos eléctricas en Valencia eliminan la emisión de numerosos gases contaminantes. Esto significa que vas a poder disfrutar de una conducción más limpia y eficiente con el medio y, además, gozarás de un aire más limpio para ti y tus seres queridos.

Sin duda, las motos eléctricas en Valencia son ya el presente de la movilidad, pero tampoco hay olvidar que tienen un futuro realmente brillante por delante.

¿Quieres más información sobre algún modelo?